Resumen Into Orbit

La temporada Into Orbit fue muy completa.

Comezamos la temporada con un fin de semana de multiaventura en el que hicimos senderismo, barranquismo, yincanas y convivimos todos juntos durante unos días. Tras un verano agitado (el Global, las actividades del equipo, los entrenamientos…) este fin de semana nos permitió desconectar un poco de las partes más técnicas del desafío y fortalecer nuestra amistad y nuestra unidad como equipo. ¡Fue una gran experiencia!

En septiembre celebramos un Open Day. Abrimos las puertas de nuestra sede invitando a familias interesadas en conocer al equipo a ver nuestros métodos de trabajo y nuetros proyectos.

También formamos parte de la campaña publicitaria «Aceleradora de Ideas» de Microsoft en redes sociales donde pudimos compartir el proyecto de la Hidrobola con el mundo y además vivir un rodaje con cámaras y micrófonos.

A finales de octubre tuvimos la oportunidad de compartir las metodologías de trabajo del equipo, sus valores y sus proyectos en una sesión preparatoria del desafío organizada por FLL y la Universitat Autònoma de Barcelona. Después, los profesores y estudiantes de la universidad nos mostraron algunos de sus proyectos y nos llevaron a conocer la universidad. Aprendimos muchísimo en esta visita a la UAB.

Ese mismo mes hicimos unos cursillos de divulgación en colaboración con el Ayuntamiento del Valle Egüés con el nombre de «Iníciate en la robótica con FSINGENIUM» en los que acompañamos a 10 jóvenes en una aventura por la robótica.

A mediados de noviembre participamos en la semana de la ciencia organizada por el Valle de Egües, que nos permitió compartir nuestro trabajo con todo el que tenía interés y encontrar nuevos puntos de vista en nuestros proyectos.

En diciembre continuamos la tradición del equipo y nos fuimos de casa rural un fin de semana completo. Dejamos de lado durante ese tiempo el proyecto de innovación y el proyecto técnico y nos centramos en el proyecto de valores.  El equipo fortaleció aún más los lazos que lo unían y diseñó por completo la presentación del proyecto de valores.

El 22 de febrero competimos en el torneo regional FIRST LEGO League en la Universidad Politécnica de Madrid donde nos sentimos como en casa, conocimos un montón de equipos distintos y un ambiente diferente. Disfrutamos muchísimo de esta competición y además ganamos el premio al comportamiento del robot y…¡el primer premio del torneo!

En marzo colaboramos en carrera solidaria organizada por la asociación de daño cerebral adquirido Hiru Hamabi conjuntamente con el Valle de Egüés y tuvimos la ocasión de llevar nuestros proyectos a un ámbito un poco distinto al que estamos acostumbrados.

El 25 de marzo competimos en la Gran Final FIRST LEGO League en Tenerife. Fue una experinecia agridulce. Por un lado estuvimos bajo mucho estrés y presión porque los robots no funcionaron como estaba previsto y tuvimos que hacer de muchos cambios de última hora pero a su vez ganamos el primer premio, obteniendo así un billete para la competición internacional. Fue una experiencia muy enrequicedora en la que alcanzamos una madurez de equipo que no hubieramos conseguido de no ser por la superación de las dificultades.

El 17 de abril hicimos las maletas y viajamos a Detroit, donde se celebró el torneo internacional. Una vez más el ambiente multicultural y la diversidad de las ideas nos dejó fascinados. Conocimos a muchos equipos de distintas partes del mundo y compartimos conversaciones y momentos que nos marcaron como personas y como equipo. ¡Además quedamos subcampeones del mundo!

En junio tuvimos otro Open Day  y durante julio y agosto,  impartimos un taller con chicos interesados en la robótica. Le llamamos «Padawans robot». Fue una experiencia increíble.

Fue una temporada muy intensa, llena de oportunidades y nuevos aprendizajes. Gracias a todos los que nos habéis acompañado.

 

Published on: 14 febrero
Posted by:
Tags: